Finalmente, el entrenador de Auburn, Brian Harsin, ha demostrado que es un luchador.

Derek Hall es el tipo de persona que el fútbol de Auburn necesita en las instalaciones y en el campo para revertir las formas en que los Tigres están perdiendo.

No será fácil esta temporada con todo lo que ha sucedido en las Llanuras, pero después de escuchar a Hall hablar sobre su escuela en los Media Days de la SEC, al menos parece haber un rayo de esperanza. No estoy seguro de que Auburn tenga una temporada ganadora en 2022, pero los jugadores están unidos como si nunca lo hubieran estado desde que Gus Malazan fue despedido después de la temporada 2020.

Eso es un comienzo, pero se necesitaron algunas dosis insoportables de radiación para conquistar la variedad única de cáncer de endometrio de Auburn.

Me refiero a la investigación del entrenador en jefe Brian Harsin, por supuesto, que continuará en el fútbol de Auburn esta temporada sin importar cuánto quiera la liga deshacerse del legado de esta última controversia. Por loco que parezca a los extraños, hubo un intento de golpe de estado para expulsar a Harsin en febrero, mientras estaba de vacaciones en México, pero el entrenador de primer año de alguna manera sobrevivió.

Hall y sus colegas tenían una gran razón para esto, y esto se debe a su carácter y, quizás lo más importante, a la validación de Harsin.

¿Había considerado irse Hall?

“Diablos, no”, dijo el grupo defensivo senior. “Amo a Auburn. Auburn me ama de nuevo… la hierba no siempre es más verde del otro lado”.

¿Qué pensó Hall cuando escuchó la noticia de que la situación laboral de Harsin era incierta?

“¡Morir!” dijo Hall.

Estoy co-firmando esta reacción.

Relacionado: El mensaje de Brian Harsin a los reclutas es “solo testigo”

Relacionado: Se espera que un equipo de fútbol saludable acampe en Auburn

Relacionado: Cronología en la batalla del mariscal de campo en Auburn

buen hombre: Bo Nix era la estrella del NIL original, míralo ahora.

buen hombre: Nick Saban teme lo peor para el ‘equilibrio competitivo’

Auburn perdió sus últimos cinco partidos de fútbol en la temporada 2021 y luego las cosas empeoraron. Hubo un éxodo masivo de jugadores en las semanas posteriores a la derrota de Auburn ante Houston en el Birmingham Bowl. Durante ese tiempo, más de una docena de jugadores abandonaron el programa y también lo hicieron algunos entrenadores. El coordinador de ataque Mike Bobo fue despedido, luego el hombre que fue designado para reemplazarlo no apareció.

El coordinador de defensa de Auburn, Derek Mason, ex entrenador de Vanderbilt, se fue para entrenar defensa en Oklahoma State. ¿De Auburn a Oklahoma? Este no es un movimiento lateral. Esta es una rebaja subjetiva.

O en otras palabras, quizás las acciones de un hombre que está interesado en la autoconservación.

La gente dentro de la familia Auburn quería que Harsin fuera despedido, después de solo una temporada en el trabajo, por una razón. Ha habido una investigación interna sobre las acciones de Harsin como entrenador. Su seguridad ha sido cuestionada. Su familia estaba avergonzada. cosas feas

Con la esperanza de salvar el trabajo de su entrenador, Hall y otros futbolistas hablaron en nombre de Harsin ante el presidente y los miembros de la Junta Directiva de Auburn. Los fanáticos también se apiñaron alrededor del entrenador atrapado. Para las personas que no están familiarizadas con el fútbol de la SEC, todo esto debe sonar como la trama de un mal reality show de televisión. Aquí dentro de la huella, lo llamamos Auburn.

El granero funcionará, como decimos.

Aunque eso no la excusa. En cualquier negocio que funcione correctamente, lo que sucedió en Auburn durante la temporada baja dará lugar a una investigación sobre la investigación. En Auburn, los rebeldes también son tesoreros.

Y así, en vísperas de los días de SEC Media, tenemos al aficionado al fútbol americano universitario más famoso del mundo, el alumno de Auburn Charles Barkley, rogando públicamente a los fervientes representantes del club de fans de Auburn que dejen en paz al entrenador de fútbol y que por favor lo dejen intentar hacer una carrera profesional. Veremos. Por ahora, sin embargo, el equipo parece estar galvanizado por un horno excéntrico.

Hall dijo que la terrible experiencia unió al equipo. Harsin se hizo eco de lo mismo. Me encantó lo que vi y escuché dentro del Salón de la Fama del Fútbol Americano Universitario de Atlanta el jueves. Esperemos que la flexibilidad se mantenga. Desde el principio, Harsin inició su conferencia de prensa con los reporteros para que todos supieran que se iba a dirigir al “gorila” en la sala.

Pero tal vez quiso decir guerrilla.

“Sé que algunos de ustedes me están mirando y no esperaban que estuviera aquí en este momento”, dijo Harsin. “Me sumergiré en esto aquí en solo un segundo, dirigiéndome a los gorilas en la habitación”.

Se refería a mí. Regresé a Harsin en febrero, pero estoy apoyando al tipo para que funcione. Sigo siendo escéptico sobre su futuro. No, no creo que sobreviva esta temporada, pero tal vez me sorprenda gratamente de nuevo. Harsin necesita vencer a Penn State en el tercer juego de la temporada de Auburn. La derrota reiniciará todo, luego de lo cual los tigres pericárdicos comenzarán a desafiarlos a través de la SEC.

“Lo que salió de esta investigación fueron muchos aspectos positivos”, dijo Harsin. “Había un lado positivo en todo esto. Lo que vi de nuestros jugadores y entrenadores fueron oportunidades de liderazgo para que ascendieran, y eso es exactamente lo que hicieron. Tienes la oportunidad de ver a los muchachos brindando el liderazgo. Tienes la oportunidad de ver a los entrenadores proporcionando el liderazgo.

“Lo que hizo es que unió a nuestro equipo de fútbol, ​​nuestros jugadores, nuestro personal y nuestro equipo de fútbol. Estoy muy orgulloso de nuestros muchachos. Estoy orgulloso de algo así: puede ser muy difícil y difícil para muchas personas”. – cómo nuestros muchachos se han acercado y lo han manejado”.

La versión de Harsin que apareció en Atlanta para los SEC Media Days definitivamente sonó inesperado en comparación con el robot entrenador parlante de Harsin enlatado que escuchamos el año pasado. Harsin salió balanceando a su base de fans. Fue grandioso.

Se necesitará una voz fuerte y un entrenador fuerte para sobrevivir en Auburn. Para ganar, se necesitará más que eso. Requeriría una unidad sustentable, y sigo sin creer que Harsin sea la persona adecuada para el trabajo.

Pero al menos está luchando por ello. Él lanza golpes. Quería saber quién diablos era Harsin desde que lo contrataron. En un día ventoso en Atlanta, finalmente comienza a mostrarse. Se veía bien en la mayoría de las carreteras de Auburn.

Harsin levantó la pelota en el intento de golpe de estado en Auburn. No desaparecerá, pero al menos Harsin parece estar listo para pelear y no alejarse de ella. Si es así, jugadores como Hall seguirían.

“Volviendo a lo que sucedió en febrero, lo que voy a hacer ahora es abordarlo”, dijo Harsin en sus comentarios iniciales. “En el futuro, esta será la última vez que hable sobre este tema.

Hubo una consulta. Fue incómodo. No tenía fundamento. Le dio a la gente la oportunidad de atacarme personalmente, a mi familia y a nuestro programa. Y no funcionó. “

Hola, entrenador Hars, y bienvenido a Auburn.

Columnista Joseph Goodman Para Alabama Media Group, autor Queremos a Bama: una temporada de esperanza y la creación del Ultimate Team de Nick Saban. Puedes encontrarlo en Twitter Tweet incrustado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.