La peluquera canina de PetSmart renunció a su trabajo. Le pagaron miles de dólares por entrenamiento.

BreAnn Scally dejó su trabajo en PetSmart en septiembre de 2021. Había estado bañando y acicalando perros en la tienda Salinas de la cadena minorista de California durante siete meses, luchando por sobrevivir en un vecindario tan caro por $15 la hora. Me fui en busca de mejores salarios y menos estrés.

Pero PetSmart no ha terminado con Scally. En enero siguiente, estaba haciendo una verificación de crédito regular con Experian cuando vio su nueva deuda: debía $ 5,000 por el costo de su capacitación a través de “Care Academy” de PetSmart, más otros $ 500 por herramientas que obtuvo de la orden de trabajo. Parece que PetSmart buscaba recaudar dinero porque a Scully le quedaba menos de un año del período mínimo de 24 meses incluido en el contrato que firmó.

Después de años de trabajar para limpiar su crédito, Scully dice que sus puntajes han bajado de un mínimo de 600 a un mínimo de 600, lo suficiente como para complicar la firma de un nuevo contrato de arrendamiento de apartamento. No sabías dónde encontrar el dinero para pagar a la agencia de cobranza, IC System.

Scully, de 24 años, dijo: “No era la mejor en lo que respecta a las finanzas cuando era más joven. Tenía una deuda a mi nombre que estaba pagando. Ya había pagado una gran cantidad y me estaba yendo bien. Entonces esto ocurrió.”

Scally es el principal demandante en New Demanda colectiva propuesta PetSmart fue demandada la semana pasada, alegando que el programa de capacitación de la empresa no es más que un plan para encerrar a los trabajadores en puestos mal pagados durante un período prolongado. Los trabajadores y los defensores de los consumidores a veces las llaman “Disposiciones del Acuerdo de Reembolso de Capacitación”, o TRAP, que requieren que los trabajadores paguen la factura de capacitación si dejan a su empleador antes de un tiempo específico.

Dichos acuerdos actúan de manera muy similar a las cláusulas imperfectas, que impiden que los trabajadores acepten empleos en empresas competidoras durante un cierto período. Del mismo modo, las disposiciones de reembolso por capacitación obligan a los trabajadores a quedarse, pero a través de la amenaza de la deuda. Los críticos de estos arreglos dicen que reducen la capacidad de los trabajadores para negociar y preservar los salarios al impedir que los empleados lleven su trabajo al mejor postor en el mercado libre.

PetSmart rechazó una solicitud de entrevista sobre la academia de cuidado de mascotas de la compañía y sus requisitos de reembolso, pero defendió el sistema en un comunicado a HuffPost, diciendo que otros programas en la industria del cuidado de mascotas pueden alcanzar hasta $10,000. La compañía confirmó que el peluquero de mascotas promedio ha estado en la compañía durante 12 años.

“Tenía una deuda a mi nombre que estaba pagando. Ya había pagado mucho y me estaba yendo bien. Entonces sucedió esto”.

– Brian Scully, ex niñera de PetSmart

“Grooming Academy es un programa sólido de varias semanas que combina capacitación práctica y en el aula, lo cual es fundamental para mantener nuestros estándares líderes en la industria”, dijo la compañía a través de un portavoz. “Los estilistas capacitados en la academia reciben herramientas, equipos y 800 horas de instrucción práctica, más que cualquier otro programa, y ​​trabajan con al menos 200 perros de todas las razas y tamaños”.

Las cláusulas de reembolso por capacitación existen desde hace años y es imposible saber cuántos trabajadores estadounidenses están sujetos a ellas ahora. Pero un nuevo informe del Student Borrower Protection Center, una organización sin fines de lucro, muestra cómo parece haber proliferado en los centros de atención médica y en las empresas de camiones en particular, donde los empleadores los usan para encerrar a los trabajadores por períodos mínimos de trabajo. En 2020, el Dallas Morning News informó que un hospital de Texas demandó a más de 20 enfermeras que se fueron antes de trabajar durante todo un año.

Algunos acuerdos de pago comparan correctamente las ejecuciones hipotecarias de deudas y la servidumbre con contratos, dice Jonathan Harris, profesor asociado de la Facultad de Derecho de Loyola en la Universidad Loyola Marymount. Dijo que los contratos pueden tener sentido en ciertas áreas, si brindan capacitación real de valor en el mercado abierto, acompañada de un título o acreditación que sea ampliamente aceptado, con el costo del reembolso vinculado a los gastos reales de capacitación.

dijo Harris, quien fue coautor del informe del Student Borrower Protection Center con Chris Hicks. Las empresas que los utilizan “suelen ser empleadores que no quieren competir por salarios o condiciones de trabajo con sus competidores”.

PetSmart anuncia su propia academia de peluquería Capacitación pagada gratuita por valor de $ 6000. Muchos profesionales del aseo de PetSmart sin duda adquieren experiencia que podrían obtener en trabajos de aseo mejor pagados en otros lugares, especialmente si han trabajado durante años en el salón. Una pregunta aparte es si la academia en sí proporciona a los trabajadores una habilidad comercializable por valor de miles de dólares que la empresa debería poder compensar a través del logro.

Las disposiciones de reembolso como las de PetSmart funcionan de manera muy similar a los acuerdos imperfectos, lo que impide que los trabajadores asuman trabajos mejor remunerados.

Susan L. Engstadt / MediaNews Group / Read Eagle a través de Getty Images

Como muchos trabajadores de PetSmart, Scully abrió su tienda como turista de limpieza de perros por el salario mínimo de California. Eventualmente, se inscribió en la academia, lo que la pondría en el camino correcto para ganar más con su trabajo como niñera. Quería tener la experiencia de acicalar con la esperanza de algún día abrir su propia operación de rescate de animales.

Scully dijo que su tienda tenía tan poco personal que su gerente no podía brindar mucha atención práctica. Miró videos, llenó su cuaderno de negocios y se asoció con el gerente en el salón. Ella recuerda que duró dos semanas, pero PetSmart lo dice. programa de un mes.

Según los términos del programa PetSmart, Scully seguiría recibiendo salarios por hora y no calificaría para una comisión hasta que hubiera completado 200 novios “supervisados” después de la academia. Las 800 horas de capacitación a las que se refiere PetSmart en su declaración incluyen a estos mozos de cuadra supervisados ​​como trabajadores que ganan dinero en sus tiendas.

“Realmente estaba luchando solo para mantenerme, alimentarme y poner gasolina en mi auto regularmente”, recuerda Scully. “Esto no es lo que quería para mí”.

Scully dice que la cláusula de reembolso nunca se le explicó oralmente cuando firmó su contrato, pero ella estaba al tanto de esto y estaba lo suficientemente preocupada como para preguntarle a su gerente si PetSmart realmente la atraparía si se fuera. Ella dice que su gerente le dijo que PetSmart quería asegurarse de que el trabajador estuviera produciendo un entrenamiento de valor, por lo que trabajó para vender clientes por servicios más caros y cuidar de tantos perros como fuera posible antes de avisarle. Incluso mantuvo un registro que detallaba el valor de su producción.

“No pensé que tendría ningún problema”, dijo.

Costos mostrados en Scally’s un acuerdo Escalonado de modo que usted deba el supuesto valor total de la capacitación y las herramientas si se retira en el primer año, y la mitad si se retira durante el segundo año. El contrato indica que el trabajador puede terminar en un aprieto ya sea que se trate de un “despido voluntario o involuntario”, lo que sugiere que la empresa puede cobrar a los trabajadores que decida despedir.

PetSmart no ha abordado si tiene pautas para asegurarse de que los trabajadores comprendan los términos y que puedan terminar endeudados.

La demanda de Scully argumenta que PetSmart está violando la Ley de Empleo de California y la Ley de Protección al Consumidor a través de Onboarding Academy. Ella también sostiene que si la academia de peluquería realmente beneficia a los trabajadores, PetSmart opera un programa de educación postsecundaria sin licencia ni acreditación. Escamosamente representada por grupos legales hacia la justicia Y el jubileo legalApoyado por Centro de Protección de Prestatarios EstudiantilesEs una organización sin fines de lucro enfocada en la deuda estudiantil.

Al igual que las incompletas, una cláusula de reembolso puede tener el efecto deseado incluso si el empleador nunca tuvo la intención de implementarla. Esto se debe a que muchos trabajadores prefieren no saber si el empleador está siendo engañado. El hecho de que algunos trabajadores como Scally sean objeto de cobro de deudas podría ser suficiente para tener un efecto escalofriante para cualquiera que esté considerando irse antes de los dos años posteriores a terminar la academia. PetSmart se negó a especificar los factores que tiene en cuenta al decidir si endeudarse.

Un trabajador llamado Sam, que solicitó que no se revelara su apellido por temor a perjudicar las oportunidades comerciales, dijo que abandonó su tienda PetSmart unos meses antes de que expirara su tiempo, pero solo porque su gerente le dio un “acuerdo de apretón de manos de que no soy ir a esa cosa de dos años”. Izquierda para volver a la escuela.

“Tengo muchas ganas de irme e ir a una empresa más pequeña… pero no sé si esto sucederá porque no puedo asumir esta deuda”.

– Trabajador de PetSmart en Texas

Debido a que, en teoría, el acuerdo podría imponerse a un trabajador despedido, Sam dijo que la cláusula desalienta a los trabajadores a hablar sobre el ritmo y las condiciones de trabajo, sin mencionar que toman medidas más agresivas, como tratar de unirse a un sindicato.

“Realmente te puede molestar hacer básicamente cualquier cosa”, dijo.

Un trabajador en Texas, que quería que su nombre no se revelara para proteger su trabajo, no tenía tal acuerdo de apretón de manos. Solo le faltan dos años para terminar su mandato y desea irse a un trabajo mejor pagado. Debido al tiempo que tomó antes de llegar a la academia, el trabajador dijo que ganó un salario por hora de alrededor de $12 por hora durante casi un año antes de cobrar una comisión del 40% que genera salarios más altos. Después de eso, pasan otros seis meses antes de que se alcance la comisión del 50%.

Todavía tiene dificultades para pagar el alquiler y las facturas, que gana alrededor de $700 a la semana después de impuestos. Publica fotos de sus mozos en Instagram, cortesía e incluso perspectivas de trabajo de otros en el campo, pero tiene miedo de despedirse de PetSmart antes de cumplir con los términos de su acuerdo de pago. Hasta ahora no ha podido aprovechar el ajustado mercado laboral de la era de la pandemia, que ha obligado a muchos empleadores a buscar trabajadores en medio de un bajo desempleo.

“Tengo muchas ganas de irme e ir a una empresa más pequeña. Prefiero trabajar para una niñera soltera o una tienda familiar. Pero no sé si eso sucederá porque no puedo soportar esa deuda. Yo Apenas lidiamos con lo que hacemos”.

Harris, de Loyola, dijo que más empleadores pueden recurrir a estos acuerdos debido al mayor escrutinio de las cláusulas imperfectas, que los legisladores han tratado de reprimir a nivel estatal y federal en los últimos años. fue martirizado Artículo 2019 en el Bishop Trade Journal que promovía disposiciones de reembolso como alternativa, lo que sugería que las empresas amenazan con recuperar el costo de la certificación sindical si los trabajadores intentan pasarse a la competencia.

Algunos trabajadores se han resistido a las disposiciones de reembolso presentando demandas por salario y por hora, por ejemplo, si el costo de la deuda hace que sus ganancias estén por debajo del salario mínimo. Pero los defensores han presionado a la Oficina de Protección Financiera del Consumidor para que se involucre más con el argumento de que los empleadores están convirtiendo a los trabajadores en consumidores de deudas estudiantiles. El director de CFPB, Rohit Chopra, respondió: Iniciar una consulta En junio, solicitó historias de personas que creían que habían sido perjudicadas.

Si la demanda de Scully se respalda como una demanda colectiva, podría beneficiar a otros trabajadores actuales y anteriores de PetSmart en California, y posiblemente generar más quejas en otros estados. (La compañía dijo que no comentaría sobre el litigio pendiente). Scully dijo que todavía tiene la intención de abrir un centro de rescate de animales y está tomando medidas para registrar uno como organización sin fines de lucro y comenzar a buscar donaciones. No tiene planes de volver a PetSmart.

“Deseo sinceramente que PetSmart pueda hacer más por sus trabajadores”, dijo Scully. “Siento que nos hará mejores niñeras y hará más por PetSmart”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *